El pasado viernes 21 de mayo, varios controladores del Centro de control de Madrid recibieron una comunicación de la División de Recursos Humanos de la Región Centro Norte de Aena por la que se les obligaba a aceptar servicios express para la noche del sábado día 22 al objeto de poder abrir los sectores necesarios para agilizar la salida de los vuelos tras la celebración, en Madrid, de la final de la Champions.

En la comunicación, que se amparaba en el Real decreto 1/2010 a pesar de haber sido derogado por la ley 9/2010, se hacía referencia a que era necesario el nombramiento “al objeto de cubrir una incidencia sobrevenida en el servicio”, cuando en realidad esto era falso ya que tal “incidencia sobrevenida” no se había producido al no haberse dado de baja ningún controlador.

En cambio, la causa real para proceder de ese modo fue que Aena, a pesar de saber un mes antes que la final de la Champions se celebraría en Madrid ese día, no programó con suficiente antelación el personal suficiente y prefirió esperar al último momento para asignar esos servicios coinicidiendo con el día libre asignado a los controladores afectados en los turnos publicados a finales de abril. De ese modo podía añadir más presión a la que ya de por sí sufren los controladores aéreos españoles desde que el ministro de Fomento decidiera utilizarlos como catapulta en su mediocre pero fulgurante carrera política.

Pero al darse la circunstancia de que varios de esos controladores tenían esa noche sus hijos a su cargo, enviaron una carta al Director regional en la que le comunicaban la imposibilidad de dejarlos con nadie y le solicitaban autorización para que pudieran entrar en el centro de trabajo, así como la habilitación de un lugar en el que pudieran dormir.

La respuesta del Director regional recogía lo siguiente: “…dado el carácter excepcional de dichos servicios y la merma que supone en su capacidad de planificación y organización familiar, está autorizado excepcionalmente a acudir al centro de trabajo en compañía de los mismos y a hacer uso de los dormitorios y salas de descanso disponibles”.

Una vez más, Aena pone de manifiesto su torpeza gestora al hacer referencia a un Real Decreto derogado, su falta a la verdad al justificar el nombramiento del servicio por una incidencia sobrevenida inexistente y su nefasta política de gestión de personal.

El lunes 24, los gestores de Aena responsables del operativo –la mayoría de ellos también controladores aéreos sin formación en gestión de ningún tipo- se felicitaron por el éxito de su “organización” celebrando una comida en la que, a buen seguro, no se acordaron de esos trabajadores ni de sus hijos.

APCAE manifiesta su condena ante lo que supone un abuso de poder por parte de Aena amparado en una supuesta necesidad de garantizar la continuidad y sostenibilidad del servicio al hacer una lectura libre, interesada y lesiva de una ley de dudosa constitucionalidad, exige la inmediata destitución de todos los responsables implicados en este desafortunado episodio y anima a todos los controladores aéreos a no aceptar en lo sucesivo el nombramiento de servicios express por no estar recogidos en la ley 9/2010.

APCAE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: